Alina Hleap, directora de SAPCINE, el Salón de Productores y Proyectos Cinematográficos de FICCALI

Entrevista de Latam Cinema: https://www.latamcinema.com/entrevistas/alina-hleap-directora-de-sapcine-el-salon-de-productores-y-proyectos-cinematograficos-de-ficcali/


El pasado mes de noviembre culminó el 6º Salón de Productores y Proyectos Cinematográficos SAPCINE FICCALI, cuya edición virtual contó con la participación de 50 empresas y 42 proyectos iberoamericanos (19 de ficción y documentales). El evento combinó instancias de formación, clases magistrales, talleres y asesorías. Además, con más de 200 premios valorados en 500 mil dólares, el Salón es uno de los espacios de industria cinematográfica que más premios entrega en el mundo. LatAm cinema dialogó con su fundadora y editora sobre los logros y objetivos de este encuentre que sigue ganando importancia a nivel regional.

¿Cómo nació SAPCINE y cómo fue evolucionando en estas seis ediciones? La primera versión fue un voto de confianza de Luis Ospina hacia mí, y surgió a partir de la necesidad de que FICCALI tuviera un espacio de industria. Al principio había muy poco presupuesto, entonces lo que hicimos fue buscar proyectos locales para fortalecerlos. En la primera edición fueron nueve proyectos y entregamos 14 premios. Hace cuatro años recibimos nuestro primer proyecto internacional y a partir de ahí empezamos con alianzas internacionales de intercambio de proyectos. En este momento tenemos 56 aliados que apoyan los filmes participantes. Este año recibimos el apoyo de Ibermedia con el acompañamiento de Estudios Takeshima y del Fondo Mixto de Promoción de la Cultura y las Artes del Valle del Cauca. También recibimos apoyo de la primera convocatoria de COCREA Mercados y de instituciones como la Secretaría de Cultura de Cali, EGEDA Colombia y el Ministerio de Cultura. Sin duda que el apoyo de un programa en el que están involucrados varios países, como Ibermedia, nos dio una perspectiva internacional. Fue la primera vez que hicimos una convocatoria internacional abierta y los resultados son visibles ya que en esta última edición del Salón se firmaron once acuerdos de coproducción minoritaria, algo que nos llena de orgullo.




Teniendo en cuenta esta apertura internacional, ¿qué ventajas e inconvenientes trajo la realización virtual del evento? A mí me encantó hacerlo online y para ello fue clave el trabajo de mi pequeño equipo, del que estoy muy agradecida. El Salón tiene una condición y es que los proyectos participantes tienen que tener a dos personas mínimo en cada una de las sesiones. Eso garantiza que las clases magistrales cuenten con un auditorio interesado y también los obliga a ellos a ser responsables. Esto puede ser muy "escuelero" pero es una obligación, el que no cumple pierde la posibilidad de ganar premios. Este año se inscribieron hasta cuatro personas por proyecto. Como fueron nueve días y el trabajo era muy intenso, tenían la posibilidad de rotar los dos participantes requeridos en cada actividad. Puede resultar cansador, pero lo importante es el agradecimiento final, porque las conferencias son todas con profesionales de primer nivel y sobre temáticas que sirven a los proyectos. Nuestro trabajo es con el cine, no trabajamos series ni otros formatos. Las series han entrado a nuestros territorios para ser rodadas y eso ha triplicado los costos de producción en el cine, tanto de talento como de crew. Entonces hay una salida que es formar gente, pero eso lleva tiempo, y la otra salida es trabajar en la coproducción con Iberoamérica, colaborativamente, y ese es el enfoque del Salón.


"Con más de 200 premios valorados en 500 mil dólares, el Salón es uno de los espacios de industria cinematográfica que más premios entrega en el mundo."

¿Cómo seleccionaron los proyectos iberoamericanos y en qué sentido el Salón fomenta la colaboración entre países? Este año mandamos la convocatoria a los institutos de cine y recibimos 36 proyectos iberoamericanos. En todos los mercados se hacen redes de contacto que muchas veces se quedan en una tarjeta o un email y uno se olvida hasta de las promesas. Aquí queremos fomentar que estos mismos proyectos se apoyen o busquen soluciones conjuntas. Por ejemplo, las asesorías de pitch que estuvieron a cargo de Gabriela Sandoval se realizaron en forma grupal. Eso nos dio muy buenos resultados ya que lo que Gabriela le enseña a un proyecto le puede servir a todos los demás, y ver las falencias de un proyecto te ayuda a mejorar el tuyo. La idea es que la gente salga de SAPCINE en familia, que los proyectos sean hermanos y caminen juntos.

SAPCINE nació con la intención de fortalecer el cine regional. ¿Cómo es la actualidad del cine de Cali? Está pasando mucho. En esta edición recibimos 17 proyectos solamente de Cali. Algunos no estaban listos para participar, porque el Salón requiere que los proyectos tengan por lo menos 25% de su presupuesto aprobado, pero igualmente es un número muy bueno. Cali nunca va a parar de moverse en el cine, porque es parte de nuestra esencia. También, junto a Estudios Takeshima organizamos un festival que se llama Diálogos en femenino, que es un homenaje a las mujeres en el cine. Este año homenajeamos a las productoras, y en Cali somos 26 las productoras con al menos un largometraje estrenado. Aquí el cine se está moviendo y se va a mover cada vez más porque vamos a tener una Comisión Fílmica Cali región. Por eso el año que viene queremos hacer SAPCINE presencial o híbrido, que pase de durar nueve a 12 días para llevar a los productores a conocer la región y que elijan Cali para rodar.

¿Qué otras áreas planean desarrollar en ediciones futuras? Estamos buscando más empresas iberoamericanas que se unan al Salón y coproduzcan proyectos. Invitamos a todas las empresas de postproducción de imagen y sonido, animación, servicios de FX, alquiler de equipos de diferentes países de la región a que se unan y vengan como invitados a Colombia el próximo año. Juntos vamos a sacar adelante nuestras películas, a contar nuestras historias, a dejar memoria. SAPCINE no sólo ofrece premios para ayudar en la finalización de los proyectos, sino que es un espacio de formación y fortalecimiento. Por ejemplo, tenemos encuentros one to one con personas que quizás no escogen tu proyecto para coproducir pero te ayudan a generar redes a futuro, asesorías grupales, y también tenemos siete clases magistrales maravillosas. También me interesa destacar que ésta ha sido la primera vez que contamos con una bolsa de coproducción auspiciada por un canal público, como lo es TelePacífico, así que esperamos que se sumen nuevos canales en futuras ediciones. Me gustaría, entonces, que además de buscar aliados para los premios, demos con entidades que quieran apoyar el Salón financieramente para que SAPCINE siga creciendo y ampliándose.

16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo